CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

17 mayo 2007

No todo es tan bonito.

Hace unos días fue mi cumpleaños, día en que tengo por costumbre hacer un repaso de mi vida y planes para el futuro. No fue un cumpleaños feliz, no han sido especialmente felices los últimos cumpleaños. Me sentí sola y fue un día especialmente insulso y aburrido además de latoso, ya que Ángel estuvo molesto, no sé bien si por la ausencia de su abuela, los gases, los dientes o todo un poco . Así que hoy me puse en movimiento y he estado informándome de trámites y papeleos que tengo que hacer para llevar a cabo uno de mis grandes proyectos, que es formar un hogar de acogida, ahora que no tengo pareja que me lo impida ni deseos de tenerla, ni necesidad.
REcuerdo las palabras de Gabriel hace dos cumpleaños, cuando como una amenaza me recordaba la cercanía de los cuarenta y la posibilidad de quedarme sola para siempre si no comenzaba pronto una relación estable, como si eso supusiera garantía de no-soledad al cabo de siete años. Mi tía Joaquina se casó a los cuarenta y dos y tuvo cinco hijos y fue muy feliz. Mi vecina se divorcia pasados los cincuenta porque su marido se enamoró de una cubanita por internet. Si algo garantiza nuestra infelicidad es el hecho de conformarnos por temor a no encontrar algo mejor.
Amar significa correr riesgos para los que no me encuentro capacitada ni dispuesta. Ya más tranquila a ese respecto vivo centrada en hijo-trabajo-estudios-sueños, por ese mismo orden y he descartado la idea de compartir mi vida con "ese alguien", pero sí deseo compartirla con otras personas y dar de ese modo ese amor que parece sobrarme adentro, a pesar de mi hijo, a pesar de la familia, amigos y pacientes.
Tengo para mi hijo planes preciosos que no incluyen darle todo lo que quiera, pero sí todo lo que necesite y todo lo que sé; quiero darle esas cosas para las que los bancos no piden aval...
Junto a los sueños hilados en ratos de calma, la mayor parte del día la paso lidiando con la dura realidad que supone ser madre soltera en Madrid sin llegar a ser mileurista. No he obtenido plaza en la guardería pública porque ser inmigrante, aunque éste gane más que yo, da más puntos que ser madre soltera. Hoy por hoy mis gastos superan mis ingresos y a veces me siento atrapada en una red de burocracias y trámites que gastan mi energía sin llegar a ninguna parte. Por otro lado Ángel es un niño muy despierto para su edad que reclama atención constantemente y que hace muy difícil cubrir los mínimos del día a día, hasta el punto en que algunas veces no me deja ni comer. Menos mal que al menos me deja dormir. Todo eso complica aún más la posibilidad de salir de esta sin acabar viviendo con los abuelos y lo cierto es que las cosas se ponen cada vez más difíciles y ensombrecen esa felicidad que todo el mundo me supone porque cuando estoy con mi hijo parece que todo es maravilloso y todas estas "incomodidades" se relativizan cuando tengo que limpiarme literalmente la baba ante sus gestos, balbuceos y miradas.

2 Comments:

  • At 6/02/2007 04:11:00 a. m., Blogger El valle said…

    Volviste a Madrid desde Jaén. En fin, somos volubles, está en nuestra naturaleza, como el marcar símbolos en la piel del tiempo para hacernos una idea de lo que creemos ser por lo que hemos sido, para hacer una especie de balance un tanto absurdo y una ingenua proyección de futuro que, de producirse, lo es siempre por mera casualidad. Se me pasó felicitarte este año, no lo tenía apuntado en la agenda y últimamente delego demasiado en ella.
    Te sentirás sola muchas más veces pero ya sin la honda desesperanza de antaño: ahora tienes un sentido para tu vida, o crees tenerlo, que en el fondo es lo que importa.
    Y los riesgos no necesitan de capacidad o disposición, y menos aún en ti. Parafraseándote podría decir que no hay mejor forma de asegurar la infelicidad que la de sentirse a salvo de ella. También te diría que no te sobra amor: lo necesitas, y, aunque parezca a primera vista que es un reproche, es, en realidad, un halago.

    Los problemas económicos te siguen agobiando, algo tenía que permanecer constante ¿no te parece?

    Encantado de volver a saber de ti.
    Avasallado.

     
  • At 6/21/2007 12:23:00 a. m., Anonymous Von Papen said…

    ¿Qué decirte? Tantas ideas y sentimentos condensados en unas lineas...Yo también -como valle- creo que necesitas amor, respaldo y cariño para superar adversidades y malos ratos. A veces los amigos te lo darán, pero no basta, lo se.Olvida, lo negativo, los malos rollos y malas ideas de ¿malas personas?.
    El amor, la amistad, si es de verdad no se acaban a los 40(por la cuenta que me trae) y por contra, encontrarás personas en tu vida que sin ser totalmente buenas, estarán a tu lado y te querrán...a su manera y...fijate que a lo mejor eso te basta para ser feliz.
    Perdona lo de tu cumple, no tenia ni idea.
    Sentiré muchisimo que te vayas a Jaén, pero también tengo la suficiente confianza en tu criterio y aunque no será fácil, es cierto que alli estás más protegida y amparada. Siento que Madrid o los madrileños no hayan sido para ti, motivo de felicidad, pero lo entiendo perfectamente, pues tu vienes de un mundo más cálido y humano, y llamar eso a Madrid, es mucho decir.
    No puedo evitar la amarga sensación de que te he fallado, en varios aspectos y en varias ocasiones. No se que esperas o como me consideras, pero si se que te fallé en una ocasión,-por cobardia- y quien sabe cuantas mas y en aspectos distintos. Hasta la única vez que me pediste albergue, estaba yo fuera.
    Os deseo lo mejor al niño y a ti, y me basta con que me consideres como algo menos malo que te pasó en Madrid.
    Un beso,

    Von Hinderburg Alfonsen

     

Publicar un comentario

<< Home