CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

16 noviembre 2006

La vida, las mates y el miedo al riesgo

Suelo decir a mis alumnos que no existe una única respuesta correcta o un único camino para resolver un problema. Como en Matemáticas, la vida son cuentas (que resolvemos de un modo automático y nos equivocamos poco) y los problemas _que hay que pensar y se pueden resolver de muchas maneras_
Me dan vértigo las consecuencias de mi error, si es que estoy cometiendo un error. No he dormido bien. Dormida o despierta he pasado la noche entera arreglando en mi imaginación los desperfectos de mi casa nueva, los estores de un blanco sucio y desgarrados han sido pintados con bellos paisajes; he arreglado la calefacción del baño con una llave inglesa; he limpiado el óxido de grifos y desagües con vapor; he pegado el abrepuertas de la lavadora con loctite...
No es la primera vez que salgo con un "simplón". No sé qué busco en ellos pero siempre llegan a mi vida en un momento complejo. Luego su vida les cambia a mejor, durante o después de estar conmigo.
A veces me nace decirle a Javier que le quiero. Me despierta la ternura y el deseo de abrirle un poco los ojos y el espíritu. Es un hombre inteligente con aspecto de bobo. Incurre en incoherencias que en mi vida siempre trato de evitar.
Ayer le hablaba a Javier de mis miedos, mi temor a enamorarme de verdad y que vuelva a suceder el abandono, el olvido, la traición... y todo eso. Le hablé de lo difícil que resulta volver a confiar y de hecho creo que no volverá a sucederme. No espero lo mismo. Cada emoción tiene guardado su momento, lo mismo que cada lugar.
He reflexionado mucho sobre lo que han supuesto estos dos años para mí y para todos los que han formado parte de mi vida y espero haber aprendido lo suficiente como para no volver a ser herida de la misma manera y, sobre todo, para no dañar a nadie.

4 Comments:

  • At 11/16/2006 05:54:00 p. m., Blogger gallardo said…

    Los amores calmos suelen ser mas duraderos que muchos otros. Se instalan de a poco, se acomodan y nos ganan el corazón.
    Por lo general esta calma nos hace valorar la estabilidad.
    Yo pase de un amor tormentoso a uno calmo y fueron 12 años maravillosos.
    Te deseo lo mismo, o algo mejor.

     
  • At 11/27/2006 03:58:00 a. m., Anonymous Kandereth said…

    Mucha suerte cielo. Te deseo todo lo mejor. Últimamente apenas tengo tiempo libre pero llámame y acudiré. Besos.

     
  • At 11/28/2006 02:49:00 a. m., Blogger Avasallado said…

    Seguramente no has aprendido lo suficiente sobre nada y nunca lo harás. Nadie lo hizo nunca, aunque eso no es excusa.
    En mi opinión, sigues oscilando de la locura del padre a la "simpleza" del que lo verá nacer y cuidará: aún no estás recuperada del trauma de Jorge. Y digo recuperada que no indemne.
    En cualquier caso, sabes que no te juzgo, no sé si está bien o mal lo que haces. Sólo intento darte mi visión por si te sirve, por si te es útil.

    Cuídate mucho. Me gusta saber de ti.

     
  • At 12/11/2006 10:46:00 a. m., Blogger Tzade said…

    Tu visión es útil a veces y bienvenida siempre. No soy intolerante a las críticas constructivas.
    Reconozco que el susodicho anónimo se expresaba correctamente y era su intención de herir la que me dolía en todo caso, su empeño en machacarme y su cerrazón a lo que le convenía. Pero reconozco que admiro en cierto modo a aquéllos que manifiestan su mala leche con una dialéctica tan ácida. Tenía derecho a expresarse, así como yo a borrar sus comentarios de mi blog.
    Me encanta saludarte. Mil besos.

     

Publicar un comentario

<< Home