CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

13 junio 2005

No hay mucho tiempo para escribir. El anterior fin de semana me dejó física-emocional-intelectualmente agotada. A medio día aun siento el cansancio y me cuesta pensar en cómo voy a enfrentarme a lo que me resta de día. Sólo quiero dormir. Aun no he tenido tiempo de contratar internet. Más bien, no he conseguido aun contactar con ninguna compañía. He salido demasiado tarde de casa, no me ha dado apenas más que para comprar una alargadera, aguja e hilo y un bolso muy bonito. Casi había olvidado el placer que da comprarse un bolso cuando las cosas no van demasiado bien. La soledad me aplastó anoche. No quería irme a dormir. Una cama de 1'50 es demasiado grande para una flaquita y un oso de peluche poco más ancho que ella. He perdido bastante peso últimamente. Según el IMC de las farmacias estoy por debajo del peso que se considera recomendable. Aún así sigo a dieta, pues no tengo tiempo de hacer mucho ejercicio. Camino deprisa de una casa a otra, a fin de hacer un poco de deporte. Me espera un verano cansino.
La vida empieza a resultarme demasiado insulsa. Este fin de semana desperté al sexo de nuevo y las pilas del vibrador empiezan a morir. Estoy caliente. Tengo carencias. Deseo amar, ser amada, poseída, penetrada, besada, pellizcada y arañada... deseo arañar de placer, gritar de placer... pero estoy sola, nadie me resulta suficiente.

4 Comments:

Publicar un comentario

<< Home