CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

25 mayo 2005

Desde mi dolor miro al cielo

No puedo decir "estoy bien", a veces despertaba por la noche y comenzaba a llorar, sin más. Comencé a desesperarme. Esta mañana todo fue despertar y verbalizar una sarta de maldiciones y a pensar en cómo reaccionaré cuando vuelva a encontrarme a la puta zorra de la dueña de cara. Siempre he tenido problemas con maniáticas de la limpieza por mi "desorden" y lo entrecomillo porque sé dónde está cada cosa. Yo miro a mi alrededor... ropa usada sobre una gran caja sobre el armario (sin doblar, eso sí), el armario con la ropa doblada y ordenada, cajas sobre el armario, sé lo que hay en cada una (más o menos), mesitas de noche con estantes y los libros alineados y los adornos colocados en figuras simétricas, la otra mesita con tres libros, un estante con libros y otro con tres cajas de zapatos en linea (la caja de los bolis, la caja de los colores, la caja de los rotuladores), estantería con apuntes y libros, un poco caótica, y cajas plateadas delante de los libros del primer estante en fila india. Cajonera azul con los apuntes, el diario, un bolso y una bata. El oso de peluche en el suelo, eso sí. Nevera. con los estantes sobre la nevera con libros al fondo, delante cajas de madera y cartón chiquitas. debajo una caja grande de los Simpson con un girigay de cosas dentro, casi todas artículos de cocina. La mesa de despacho es un caos. la impresora, el bote del azúcar, un cd, un miniosito de peluche, los cajones rebosando de cosas que no sabes donde meter y los estantes: folios sucios en el de abajo, juegos de mesa y plano de pinto en el del centro, cds, tiritas, agenda y revistas en el de arriba, libretas en el de al lado, botas y zapatos, una bolsa con ropa para donar, un carrito de la compra a rebosar de la última mudanza... no sé lo que hay dentro, cesto de la ropa sucia hasta arriba, maleta negra, y perchero con los dos vestidos de fiesta colgando en la puerta porque no caben en el armario.
Mi desorden es tener muchas cosas. Pero la dueña ya jugaba con ello. Le ofrecí anoche ocuparme yo de mi baño y mi habitación. No cedió. A ella le gusta encargarse. Le gusta controlar. Es más difícil controlar mi habitación. David me dijo una vez que la dueña registra los cajones...
Siempre el desorden... necesito un sitio solo para mí, aunque al principio me vea un poco agobiada. Pero para mí es vital. La decisión prácticamente está tomada: me iré yo sola a un apartamento y si es para dos, llego primero y la que manda soy yo. Pero creo que es buen momento para vivir sola. No me apetece convivir con desconocidos.

2 Comments:

  • At 5/25/2005 12:44:00 p. m., Anonymous Gabriel said…

    Te falta espacio y espacios, simplemente.

    Seamos realistas. Eres una mujer con 33 años, que desarrolla actividades laborales, que se relaciona con la gente.

    Tienes cosas, pero despues de leerte, veo que no son tantas. No tienes muchos muñecos de peluche, ni demasiada ropa de fiesta. La ropa sucia suele estar en otro lugar que no es el dormitorio, pero tu no dispones de ese lugar hoy. Los libros de estudio e incluso los de lectura no suelen estar en dormitorios en una vivienda, ni tampoco lo que tienes en tu mesa de despacho... Ni tus programas de enseñanza atus alumnos.
    Quizás tengas algún trasto inútil, roto incluso, del que te cuesta desprenderse -es asi porque yo vi alguno-, pero en la vida "arrastramos" con esas cosas que solo pueden ser apreciadas por nostros. Son recuerdos que nos ayudan a vivir.

    No es ese el problema. No es la abundancia.

    El problema es la falta de espacio... y espacios para estas cosas.

    No tires nada que consideres de valor... en breve podrás darle a tus cositas el lugar y la dignidad que merecen.

     
  • At 2/06/2007 12:55:00 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Where did you find it? Interesting read » » »

     

Publicar un comentario

<< Home