CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

17 mayo 2005

Que no te vendan amor sin espinas

Simpatizando con el sol gitano, las palabras cargadas de corazón y los minutos aliados del estar y del ser. Estoy bien contigo.
Tengo vértigo. Hablé con el corazón sin pensarlo, si lo hubiera pensado, nunca lo hubiera dicho. Fui corazón abierto lamentándose de haberte perdido y resulta que no te había perdido, que estabas esperando. Lancé la pelota a tu tejado, sospechando que nunca querrías cogerla. Todo va demasiado deprisa y tengo miedo. Pero no deseo que el miedo me gobierne la vida.
Ahora tengo un novio, un primo y un perro... y 30 cajas de cartón, puede que menos. Igual tengo que deshacerme de más cosas. Estoy inquieta. Mi corazón late deprisa. Me lancé al puenting sin asegurar la cuerda.
Hoy me he preguntado quién de los dos se acojonará primero. Yo creo que él está acojonado, como si le viera, paseando al perro y haciéndose un millón de preguntas. Ninguno de los dos esperaba el desenlace de esta tarde.
Reventé como una granada. Adiós viaje a Cuenca. Adiós dulce canario. Adiós promesas de libertad engañosa... adiós a todas las demás confesiones porque tengo miedo, tengo vértigo, pero tenía más miedo de habitar el mundo sin sus besos y de no decir lo que quería decir y de no hacer lo que quería hacer.
No me venden amor sin espinas. Las habrá, eso es cierto. Pero ¡qué bonitas son las rosas!

4 Comments:

Publicar un comentario

<< Home