CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

17 agosto 2005

La flaca fue hacia la orilla del mar para lavar sus heridas con agua salada al amanecer; Su cuerpo extenuado y desnudo se rindió a las olas y la flaca quiso que la arrastraran mar adentro y se durmió. Llegaron entonces tres extraños del otro lado del mar y vapulearon a la flaca hasta sacarle el agua del cuerpo. Cada uno de ellos susurró un secreto en sus oídos y luego se marcharon por donde habían venido. La flaca miró atentamente salir el sol y dejó que la luz entrara en sus ojos sin herirla. Las sombras dieron un paso atrás.

4 Comments:

Publicar un comentario

<< Home