CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

13 agosto 2005

El lenguaje secreto de los sueños


A largas horas de trajín le siguen sueños inquietos. He dormido unas siete horas, más o menos partidas. He soñado que tenía las manos pintadas de azul marino y las estampaba contra la pared dejando ahí mis huellas. Luego tomé pintura fresca de otra pared, que estaba pintada con pequeñas rosas amarillas y se quedó el estampado en la planta de mis manos. Me miré al espejo, en mi vestido, sobre mis hombros, había huellas de manos como las que yo dejé en la pared y traté de poner mis manos en la misma posición pero no era posible. Luego, con los brazos hacia abajo, mostré las palmas de mis manos al espejo. Pensé que era hermoso y vi que mi vestido tenía también flores amarillas, no eran iguales pero sí muy parecidas.
Soñé también que subía con Jorge a una bonita azotea de un edificio y allí le miré y su imagen cayó en mi corazón y comprendí que le quería, pero ya no le amaba, ni me resultaba una persona tan grande, tan elevada, tan merecedora de idolatrías. Me pareció incluso feo, vulgar, poca cosa y me llegué a preguntar cómo estuve tan ciega con él.
Soñé también con niños. Uno de ellos atravesaba un largo pasillo con una bicicleta a toda velocidad. Otros dos, más tímidos, se escondían tras la falda de sus madres. Otras dos niñas estaban conmigo, dibujaban y me regalaban sus dibujos.
También soñé que por dos veces cruzaba una ancha avenida y en mitad de la misma unas cortinas blancas que tenía que descorrer. Eran cortinas suaves y ligeras que se movían con el viento.
Pero lo que recuerdo con más intensidad y realismo es la sensación de mis manos azules tocando la pared.

1 Comments:

  • At 8/14/2005 04:40:00 a. m., Blogger gallardo said…

    Sueño que voy por la playa y camino sobre el mar, que las olas crecen como montañas, y me llevan a mi pueblo natal, allí las cordilleras se azotan unas contra otras sin hacerse ningún daño.
    La niña de mis sueños me habla de mi pasado y me cuenta su futuro, en el estoy a veces.
    Nadie me ha dicho nada al respecto.

     

Publicar un comentario

<< Home