CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

10 septiembre 2005

hambrienta antes que puta

08/09
Siempre he escuchado criticar casi visceralmente a aquellas mujeres que consiguen sus propósitos ofreciendo su cuerpo a hombres poderosos a cambio de dinero, status, fama o un aprobado en la facultad. Nunca las juzgué: allá cada cual con su cuerpo y su modo de conseguir cosas. Pero hoy sabe Dios que las comprendo.
¿Qué ocurre cuando la desesperación, el agotamiento y el hastío te azotan el alma? ¿Quién toma el camino más largo cuando suena la alarma de incendios y tiene la salida de emergencia a golpe de vista?
Hoy regresaba agotada a casa después del último turno: no sólo agotada de las diez horas de trabajo más dos de traslado, más una de clases...; agotada de hacer cuentas y cuadrar horas, a sabiendas de que en este instante podría estar disfrutando de una posición mucho más "cómoda" pues son varios los hombres que me han ofrecido un nivel de vida mucho más "digno" que los crueles aullidos de mi despensa.
Nueve meses después de engendrar mi nueva vida, violentamente, contra mi deseo y voluntad, no he sido capaz de parir más que un manojo de lamentables poemas y un monedero llorón.
Hay una pequeña parte de mí (muy pequeñita, eso sí), que se siente capaz de hacerlo; a fin de cuentas no sería más que otro error del que lamentarse, uno más de mi larga lista de errores estúpidos. Y una gran parte de mí lo comprende.
Confieso que en este instante me doy pavor, pues estoy tan abatida, tan harta y tan desbordada que me siento capaz de dejarme caer. De momento y con la esperanza de qu ese trate tan solo de una fiebre pasajera me limito a desconectar. Da igual callar hoy; hace meses que algunas posibilidades están ahí y sé que durante meses seguirán estando, o vendrán otras.
"Dime que sí y nunca te faltará nada"... tentador cuando tu dieta se limita a guisantes, puré de patatas y pan con aceite... Stop. No alarmarse. Octubre está al llegar y con él las vacas requeteflacas tienen sus días contados (las flacas seguirán ahí).
Vuelve a dormir, princesa.

2 Comments:

  • At 9/11/2005 02:12:00 a. m., Blogger gallardo said…

    Con seguridad la integridad es un valor que se puede exhibir como una condecoración, y que la falta de ella es mal vista. Pero con medio siglo de perspectiva te puedo decir que de los errores de los cuales mas me arrepiento, es de los errores que no cometí.
    Saludos

     
  • At 9/11/2005 02:14:00 a. m., Blogger gallardo said…

    "Nueve meses después de engendrar mi nueva vida, violentamente, contra mi deseo y voluntad, no he sido capaz de parir más que un manojo de lamentables poemas y un monedero llorón."

    NOTABLE!!!!!!

     

Publicar un comentario

<< Home