CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

04 septiembre 2005

Ki o wa nioedo chirinuru wo

... y la llamaron Beth, que significa Búsqueda, porque desde que abrió sus grandes ojos éstos escudriñaban hasta el fondo de las nubes. En el fondo de sus enormes pupilas se adivinaba el entusiasmo de quien busca con la esperanza de encontrar y también el desasosiego de quien en su camino encuentra lo que no buscaba.
... pasaron los años y empezó el camino: atravesó los grandes desiertos y su mirada se hundió en el negro fondo de los hondos pozos vacíos
_ Busco el Amor Verdadero
Y las dunas la enviaron al mar.
Búsqueda caminó varios días por la orilla, continuó caminando mar adentro y finalmente se hundió en lo profundo del océano
_ Busco el Amor Verdadero_ decía,
Y la oscuridad la envió a la cima de la más alta montaña
Beth contempló la curva del horizonte, la grandeza del firmamento y la pequeñez de todos los seres
_ Busco el Amor Verdadero_ suplicó
Y su instinto la llevó a descansar dentro del hueco de un tejo. Y allí el corazón del árbol le reveló que el murmullo del arroyo conocía todas las respuestas.
Búsqueda se sentó en la orilla, agotada de sí misma y contempló con tristeza las aguas profundas... ¿qué sería de sí misma después de encontrar? Las hadas del agua acariciaron sus pies doloridos y supieron de su largo viaje y, compadeciéndose de ella y creyendo que tantas leguas le habrían dado la sabiduría le concedieron un deseo. Los ojos de Búsqueda se llenaron de una extraña luz ¿por qué conformarse con el Amor Verdadero pudiendo tenerlo todo en la palma de la mano?
Y Beth formuló un deseo. Las hadas quisieron advertirla pero ella insistió:
_me habéis prometido un deseo y esa es mi última palabra, deseo lo que he pedido.
Entristecidas, las hadas concedieron a Beth lo que deseó, condenándola a la tristeza, la desesperación y el duelo constante. Y Beth dejó de buscar para siempre, sin haber conocido al verdadero amor, a pesar de conocer todas las respuestas.
... Beth dijo: "yo también quiero conocer todas las respuestas"
... Ki o wa nioedo chirinuru wo... cantaron las hadas a coro
Y Beth dejó de existir.

3 Comments:

  • At 9/05/2005 09:58:00 a. m., Anonymous koffee said…

    Una de dos: o en el más allá está la explicación, o las hadas eran brujas disfrazadas.
    "Ki o wa nioedo...." qué más?, no importa deja, deja, no sea que... ufff.

     
  • At 9/05/2005 06:00:00 p. m., Blogger gallardo said…

    Como todo, el amor verdadero esta al final del arcoiris. Mientras mas lo tratamos de alcanzar, mas lejos pareciera estar de nosotros, y por el contrario cuando nos toca vivirlo, esta tan cerca que no vemos con claridad que lo hemos encontrado, la gran mayoría de las veces.
    Las hadas tienden a jugarle bromas de lógica Aristotélica a los incautos insaciables.
    Besos

     
  • At 2/15/2007 05:59:00 p. m., Anonymous Anónimo said…

    Best regards from NY! » » »

     

Publicar un comentario

<< Home