CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

12 septiembre 2008

Los hombres que hablan demasiado

Hablo demasiado, a menudo hablo demasiado; siento la necesidad de hablar sin saber muy bien de qué y algunas veces me da igual si soy o no soy escuchada.
A menudo un hombre me ha encandilado porque me escuchaba, o al menos eso parecía. Sin embargo, cuando he sido yo la que le ha escuchado unos minutos, me he dado cuenta de que en realidad no me gustaba. Tal vez debería escuchar más a los hombres.
Creo que no habría vivido la mayoría de mis aventuras si antes de dejarme conocer me hubiera dedicado a escuchar. Es más, si escuchara más a menudo a los hombres que se me acercan sería virgen o sería lesbiana.

5 Comments:

  • At 9/15/2008 02:44:00 p. m., Anonymous Gabriel said…

    Inma,

    Obtenemos de los demás lo que les damos.

    Besos,
    Gabriel

     
  • At 9/16/2008 12:46:00 a. m., Blogger Avasallado said…

    Dicen que a buen callador llaman sabio, pero a menudo lo tildan de soso. Si te bastaba con que te escucharan, significa que a ti no te importaba cómo fueran o qué tuvieran que decirte, ni te importaban sus puntos de vista.
    En todo caso no está justificado que te lamentes por obtener lo que querías ¿no te parece?

    Un abrazo.

    PS.- ¿Qué te hace pensar que si escucharas a las mujeres que se te acercasen si te gustarían?

     
  • At 9/16/2008 04:42:00 p. m., Anonymous Anónimo said…

    Después de haber leido tu última entrada en el blog, sólo me queda decirte:
    El Gran Arquitecto del Universo hizo al hombre con dos orejas y una boca; para que escuche el doble de lo que habla.

    Autor: Proverbio Chino

    No te enfades... era sólo un poco de humor negro añadido a tu ataque de monja lesbiana.
    Mil besos llenos de amor,
    Shunna

     
  • At 9/22/2008 03:28:00 p. m., Blogger Tzade said…

    jejeje, shunna :*
    prontos que dan de vez en cuando. El que nunca haya hablado más de la cuenta, que tire la primera piedra

     
  • At 9/22/2008 03:31:00 p. m., Blogger Tzade said…

    Y a pesar de ser tan asquerosamente humana la mayor parte del tiempo, me sucede que tengo la inmensa suerte de recibir mucho más de lo que doy. Así que, no me quejo.

     

Publicar un comentario

<< Home