CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

11 mayo 2005

Las campanas suenan a muerto

Es absolutamente ridículo y patético, una pérdida de tiempo y no lleva a ninguna parte este probar a saltar más alto para acabar dándose la ostia. Hoy José Manuel y yo sólo somos buenos amigos pues ha llegado a la conclusión de que no tiene tiempo para nada más... me alegro infinito de no haber cancelado mi viaje con Juan. Pero es una mierda porque me estaba abriendo a sentir. Así que cayó el telón y cayeron los pactos y vuelvo a ser una mujer libre... pero, está decidido, demasiado ocupada. Incluso me di el lujo de llorar un rato, llamó a tiempo justo antes de que tirara el ramo de flores que me regaló ayer, pero sí me quité su colgante. Soy mujer sin anillos, sin colgantes, sin collares. En mi piel está escrito: soy un animal libre y no domesticable. Ya olía la brisa a lluvia... no sé si esperaba la palmadita en la espalda, se sentía como un cabrón. No le acusé de nada pero le dije que me sentía como cuando empieza la tormenta y te echas a correr y llegas a la puerta de tu casa empapado y empieza a lucir el sol y te preguntas para qué coño corriste. Bastó la metáfora para hacerle comprender y pareció quedarse con la conciencia más tranquila, después de haber estado durante casi toda la semana lamentándose de ser el que más daba y el que más quería... Sinceramente, creo que encontró respuesta y entonces se acojonó. Esto sólo me demuestra que estaba segura en mi costra y en mi costra seguiré, ahora más cerrada, más segura que nunca y más inaccesible. Me centraré sólo en las cosas que no pueden hacerme daño. Es una pena: sólo había que mandarme flores y fue el único que me las mandó, acertó y la cagó. Ahora tendré que marcarme otra clave de acceso, guardada bajo llave y candado en mi mente. La consultaré con la almohada, tengo que meterme de nuevo en la cama, no soporto el dolor, si mañana sigue esto así tendré que volver al médico mañana.
Todo el día llevo escuchando las campanas de la iglesia. Suenan a muerto. Yo no estoy muerta, sólo jodida. Mañana estaré bien. Y en caso de apuro siempre me quedará Julio y su excursión a un bonito punto de la península... y si no quedara Juan, ya no quiero esperar nada, sigue quedando Julio... en Julio me prometo un tiempo y un lugar, con alguien o sin nadie.
Ha vuelto la mujer libre, fiera, poderosa e infame...

2 Comments:

  • At 5/11/2005 08:00:00 p. m., Anonymous Gabriel said…

    Reconoce que estás llevando las cosas por caminos y conceptos un poco cutres y penosos...
    Reflexiona y dime... ¿crees que así se encuentra a alguien que pueda llegara a confíar en tí?... Cuando hayas quemado a los dos "hombres-cartucho" que te quedan en la recámara... ¿bajarás un escalón más?...
    Besos.

     
  • At 2/17/2007 01:13:00 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Cool blog, interesting information... Keep it UP » »

     

Publicar un comentario

<< Home