CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

07 septiembre 2006

¿Crees en las señales?

Hoy mis cavilaciones han encontrado la paz sentada en el rellano del tiempo al comprender que ciertas decisiones triviales pueden quedar suspendidas indefinidamente, al saber que existe una opción A que no admite marcha atrás y una bendita opción B que consiste simplemente en no tomar de momento la opción A. Todo resulta entonces claro y sencillo, como uno de esos juegos de lógica recién resueltos.
Me vino la respuesta como una revelación, por uno de esos azares que tiendo a llamar "señales" y son la base de mis lamentaciones y mis bendiciones, la base de los cambios, a fin de cuentas. Creo en las señales como aquella escritora de "Al sur de la Toscana".
Cuando pensé que tal vez su padre debería saberlo (no ha muerto, a no ser que los muertos paseen tranquilamente por el parque). Entonces un rayo iluminó toda la sala y el estruendo nos asustó a mi bebé y a mí (desde ese momento se estuvo moviendo durante horas hasta que le amenacé con llamarle Agapito y, desde ese instante, o poco después, como la seda oye)El fogonazo me devolvió a la realidad mientras Darío (hoy se llama así, ventajas de los no-natos) comenzó a dar patadas como un poseso y me di cuenta de lo disparatado de la opción A (al menos, de momento)
Si descartamos los "para siempre", los "jamás" y los "nunca en la vida" las decisiones tornan a ser mucho más simples y la vida un poco más sencilla.

2 Comments:

  • At 9/07/2006 11:49:00 p. m., Blogger Avasallado said…

    Yo si creo en las casualidades, que acaban marcando una vida con surcos indelebles. No sé si llamarlas señales, porque la interpretación de las mismas es muy ambigua.
    En cualquier caso, yo procuraría olvidarme del padre (con los datos que tengo de él, que son los que tú publicaste). Insisto, él no tiene ningún derecho si tú nunca vas a decirle a nadie quien es el padre de Darío-Samuel.

    Y aquí sí que es importante el "nunca", aunque lo siento.

    Yo no soy partidario de "nuncas" o "siempres", de momento hace varios años que no fumo y procuro no decir que soy un "ex-fumador" sino un fumador que hace años que no fuma.

    Un abrazo.

     
  • At 9/24/2006 09:00:00 p. m., Anonymous Anónimo said…

    Decidas lo que decidas tienes todo mi apoyo, aunque me parece bastante razonable lo que has decidido. Algunos derechos no son inherentes desde el nacimiento para el ser humano, algunos hay que luchar por ellos y ganarlos. Un fuerte abrazo para tí y para Darío (jeje, es que me gusta el nombre que le vamos a hacer).
    Kandereth

     

Publicar un comentario

<< Home