CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

27 octubre 2007

El fin del mundo

Ayer soñé que se acercaba el fin del mundo y que centellas de color morado surcaban el cielo de parte a parte. Y entré en una agencia de viajes porque la carnicería estaba cerrada "por fin del mundo". Iba con un cura y nos guiaban dos niños que no conocíamos. Los viajes eran muy caros y también estaban cerrando por eso de las vacaciones del fin del mundo. Al salir un hombre me estaba esperando vestido de negro junto a una mujer vestida de rojo. Para él eso del fin del mundo no era nada importante. La radio se oía por las calles, decían que los árabes ricos, los reyes y su prole, ya habían reservado más de la mitad de las plazas de cohetes espaciales para irse a otro planeta y la gente se quejaba de que también el espacio iba a estar a tope de moros. Soplaba una brisa suave con olor a laurel. La mujer vestida de rojo puso en mis manos dos hojas de laurel, una de ellas se deshizo en trozos muy pequeños al tocarla y guardé la otra en el escote. Entonces todo se volvió oscuro y sentí un abrazo cálido y un beso en el cuello. El calentón me despertó. Esto sin alcohol ni otras drogas. Si fumara porros lo flipaba.

2 Comments:

  • At 10/29/2007 01:14:00 p. m., Blogger Avasallado said…

    La tensión emocional a la que estás sometida estos días genera metabolitos que tienen efectos alucinógenos. Cuando la actividad emocional es alta, se tienen los sueños más flipantes.

    No todo tiene por que ser malo, aprovecha mientras no sean pesadillas.

     
  • At 10/29/2007 04:15:00 p. m., Anonymous Anónimo said…

    Morado? Tiene que ser morado? Con lo bonitas que serían centellas color verde o azul. Así, moradas, parece esto el fin del mundo visto por Ágata Ruiz de la Prada.
    Sólo quería saludarte.

    Shunna

     

Publicar un comentario

<< Home