CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

19 enero 2009

Indigencia emocional

Durante y después de las fiestas de Navidad se me ha dispersado el sentimiento de soledad asociado a la pareja (porque mis demás necesidades de dar y de recibir, están cubiertas).
No quise suscribirme a otra página de búsqueda de media naranja porque no creo en ellas y, francamente, me siento y siento a los demás como producto expuesto en un supermercado y porque los hombres se muestran rápidamente obsesionados, casi desesperados, a falta de pedir matrimonio tras la primera charla larga y eso me agobia, me agobia un montón. Así que me apunté a una página de "conocer gente" y publiqué una foto discreta, muy diferente a otras fotos que vi de expresión seductora y de escote inmenso. En pocos días cientos de visitas y docenas de mensajes esperando respuesta.
Algunos se presentan a sí mismos como un buen partido, la mejor opción de entre el resto de candidatos. Hay quien lleva mal el silencio o el rechazo y ya estrené un invento llamado "lista negra". Igual que en las rebajas, las buenas prendas exhiben rápidamente sus taras o deciden esconderse una vez encontradas.
Los primeros intentos de contacto parecían prometedores. Uno me aburrió y al otro le aburri (bueno, según él, se acojonó... pero los hombres siempre mienten) y después encontré a un hombre obsesivo, manipulador y egoísta que lanza improperios velados desde la lista negra; aun minusválido centrado en sí mismo que trata de ligar dando pena; a un artista intelectual que sólo responde ante la ironía; a un jovencito imberbe que trata de convencerme de que la edad no importa; a un "buen partido", bien hecho y de buena posición que busca una relación estable con muchacha "honesta y limpia" (qué fuerte)...
Así que después de morder la nuez verde me acerco de nuevo de puntillas y con grandes reservas porque, visto está, tengo el don de elegir mal y de descartar a los buenos para quedarme con los malos.
Regreso a la habitual soledad del anacoreta; la soledad del que ni busca ni espera, mientras se me estallan en la noche las fantasías y las ganas de entregar y de compartir lo que me late dentro, escuchar a un hombre digno de ser escuchado y ser el refugio salvador en el que descanse.
Leí en una ocasión que el trabajo es un modo de descargar energía sexual. Así que en pocos meses mis jefes me han felicitado y se tienta con la idea de un ascenso. El despacho me ha quedado la mar de bonito y ahora da gusto trabajar aquí.
De vez en cuando sigo observando a la gente que pasea por esa página de "hacer amigos y lo que surja" y me parece ver mendigos por todas partes... y es posible que yo misma dé una imagen parecida.
Gente muy inteligente, simpática, atractiva, con grandes carencias emocionales que no encuentra el modo de compartir con alguien todo lo que lleva dentro y se arrastra y se desespera o se asusta cuando cree encontrarlo porque parece demasiado bello para ser verdad. Tal vez no sea el mejor lugar para encontrar el amor, pero sí me estoy empapando de historias reales que necesitan ser escuchadas.
Hay demasiados mendigos y es un panorama triste. ¿Habrá alguien que de verdad encuentre lo que busca en estos sitios?... es como buscar fuera de casa algo que perdiste dentro porque fuera hay más luz.

3 Comments:

  • At 1/19/2009 08:51:00 p. m., Blogger Avasallado said…

    Hola Tzade.

    Ha pasado bastante tiempo desde tu último post. Lo cierto es que te he extrañado de una "extraña" manera, quizás sea por lo que ambos sabemos, quizás sea sólo por el frío y la niebla de estos días.

    Casualmente hoy le he comentado a una amiga sobre un post en el que usaba el concepto de indigente emocional. Tú lo vuelves a usar, y te digo algo parecido a lo que ya le he dicho a ella: a menudo la indigencia emocional proviene al miedo de parecer inmaduro, cursi o frágil. Por mi parte que le den a la madurez, a la seriedad o la fortaleza, creo que no son más que el miedo al rechazo. O sea, que le den también al rechazo.

    Un beso.

     
  • At 1/19/2009 08:54:00 p. m., Blogger Tzade said…

    Una vez más, estoy contigo.
    "La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes"

     
  • At 1/23/2009 02:36:00 p. m., Anonymous Anónimo said…

    No te pega el cinismo ni el escepticimo, pero es un buen intento...y muy inteligente.

    Espero que encuentres lo que buscas, y te llene plenamente porque ya te lo mereces desde hace tiempo ))).

    Von Manstein

     

Publicar un comentario

<< Home