CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

27 enero 2010

La fórmula de la felicidad.

Ayer terminé de leer un libro que tenía este título. Su autor, Stefan Klein. He aprendido mucho sobre las bases neurofarmacológicas de las emociones gratas e ingratas y me ha encantado adentrarme en los rincones de la Psiconeuroinmunología y sorprenderme con la lectura de un libro que tenía hace años y que nunca me dio por leer pesnando que se trataba de un manual de autoayuda facilón. También me ha recordado algunos aspectos olvidados sobre diseño experimental y me he sorprendido mucho con los experimentos realizados en torno a las emociones humanas y animales, la replicabilidad de los experimentos, la fiabilidad de sus afirmaciones y me ha sorprendido mucho conocer que se han realizado muchos y muy serios estudios acerca del modo en que nuestro cerebro funciona, los procesos neuroquímicos que nos hacen sentir y, sobre todo, la prueba científica de cómo es posible actuar en bucle y conseguir sentirnos mejor con muy poco. Un día de estos, en mi blog de Psicología Educativa, expondré un resumen serio del libro, con comentarios y con alguna réplica de algún experimento a pequeña escala. Ahí lo dejo, en mi enorme lista de tareas pendientes.
Por lo pronto, he tomado esta mañana la determinación de escribir sobre mi día de ayer centrándome tan solo en los aspectos positivos. Me he sorprendido al comprobar cómo he escrito una docena de eventos felices. No los voy a reescribir aquí pero sí diré que al rememorarlos mi humor se ha transformado milagrosamente y hasta ahora no se me ha borrado la sonrisa de la cara. No sólo ha cambiado la expresión de mi rostro, sino mi modo de trabajar, de hablar y de reflexionar, no sólo sobre mí, sino sobre los otros. He sido capaz de ver el lado positivo de las cosas y me he mostrado mucho más tolerante y transigente que la mayoría de las veces.
A lo largo de la tarde, hablando de una persona a la que considero (entre otras muchas cosas) agresiva e hiriente, me he puesto de un modo casi automático en su lugar y se ha transformado el desprecio en lástima (vale, a nadie nos gusta que nos tengan lástima, pero es mejor que el odio ¿no?)... y luego la lástima en una mera comprensión de persona-circunstancias-acciones...; mi odio se ha disipado. Simplemente, estoy tranquila respecto a ella, en mi convencimiento de que cada cual lleva en el pecado la penitencia y a sabiendas de que a cada cerdo le llega su San Martín, pero dándome exactamente igual lo que le suceda e incluso sintiendo lástima por lo que ya se ve venir.
En fin, lo que venía diciendo es que considero una gran idea reparar cada noche, antes de irse a la cama, en una enumeración de los acontecimientos positivos del día.
De todos los de ayer, destaco aquel momento de la tarde en que mi hijo y yo, tumbados en la cama, nos acariciábamos la cara y charlábamos bajito sobre nuestros planes para el resto de la jornada. Fue uno de esos momentos (por fortuna bastante frecuentes) en los que una siente que tomó las decisiones acertadas, en los que me doy cuenta de que estoy criando un hijo sano y feliz; uno de esos instantes de plenitud que mi hijo me regala varias veces al día. Uno de esos momentos en los que siento que no necesito nada más.
Estoy tranquila. Soy feliz. Siento paz.

5 Comments:

  • At 1/28/2010 04:22:00 a. m., Blogger Martin Pannari said…

    hace rato que no logro hallar una felicidad plenna, esa paz. hace tiempo que se borró la sonrisa de mi cara. y no soy optimista como para ver un futuro mucho mejor. ojo, tampoco soy de esos que se hacen los pesimistas por querer imponer esa imagen de rebelde, nada de eso. simplemente me cuesta ver la luz, y a medida que pasan los años esa situación se incrementa. me viene pesando mucho la soledad.

    de todos modos, me gusta ver (o leer) que a la gente sensible le puede ir bien

     
  • At 1/28/2010 10:26:00 a. m., Blogger Tzade said…

    No lo asumas. Cambialo. Es posible. Científicamente probado.

     
  • At 1/30/2010 10:04:00 p. m., Blogger carlos IV de InGlaterra said…

    me gusto tu post sobre el libro, me puedes pasar mas info? o el link de donde postearás el resumen? pase volando por tu blog pero si que me ha gustado

     
  • At 2/01/2010 01:32:00 p. m., Blogger Tzade said…

    Stefan Klein "La fórmula de la felicidad", la edición que yo tengo es del Círculo de Lectores, pero seguro que hay otras.
    Si quieres saber más sobre el autor lo encontrarás en www.stefanklein.info

     
  • At 2/10/2010 02:02:00 a. m., Anonymous Anónimo said…

    Descubriendo la energía de las cosas positivas... Empiezas a descubrir "El Secreto" que hay detras de la energía que nos mueve y que movemos. Bueno, empiezas a descubrir o ya lo tenías dentro???
    Un fuerte abrazo de un optimista empedernido.

     

Publicar un comentario

<< Home