CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

29 diciembre 2005

Dulces sueños... ojalá.

Cuando mi corazón abandona al último amante siempre es por un ultramotivo más allá de los motivos menos importantes pero más evidentes: no puede aportarme nada y no es capaz de recibir lo que puedo aportarle yo. Da lo mismo si fue él quien se alejó o fui yo; el resultado es el mismo: el abandono, no ya de la persona sino del sentimiento que te vincula a ella. Con el abandono llega el vacío y el intento de cubrirlo con el exceso de trabajo. En esas cosas pensaba anoche cuando, más que dormirme, me desvanecí. Al salir del baño sentí que mis piernas no me sostenían y que la cabeza se me iba hacia agtrás. Llegué hasta la cama dando tumbos como si hubiera bebido y me dejé caer en ella. De pronto, todo daba vueltas; me pareció que la cama, en un burlesco gesto de maldad, se volcaría hacia un lado para dejarme caer y, solo por si acaso, agarré fuertemente las mantas apretando los puños y me sentí tan pesada que creí que acabaría atravesando el colchón. Todo en mí era "caída"; me sentí morir y dije en un hilo de voz "socorro". Lo siguiente fue despertar de frío en medio de la oscuridad, con el albornoz aun húmedo y el pelo mojado bajo la toalla. Me quité la ropa mojada, di media vuelta y volví a perder la conciencia hasta que me harté de darle manotazos al despertador. Desde que me levanté sólo puedo pensar en dormir. Son las cuatro y mi jornada no acaba hasta las ocho. Creo que me dejaré caer como una bendita nada más llegar a casa.

3 Comments:

  • At 12/30/2005 01:09:00 p. m., Blogger Puntos de vista y ... nada más said…

    la dulzura de los sueños está en despertar voluntariamnete para seguir viviendo

     
  • At 1/05/2006 11:37:00 p. m., Blogger gallardo said…

    A mi me parece que somos abandonados solo una vez en la vida. Lo que ocurre después es navegar por el dolor que reconocemos cuando algo se corta en nuestra vida, o cuando nosotros lo cortamos.
    El abandono es esa gran piscina donde casi nos ahogamos la primera vez, y en la que aprendemos a nadar de la forma mas dura.
    Afortunadamente con el tiempo vamos reconociendo los salvavidas cada vez con mayor prontitud.
    Saludos
    Feliz año nuevo

     
  • At 1/06/2006 08:47:00 p. m., Blogger arnoldsmith6871 said…

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home