CUADERNOS DE TZADE

Cosas que me pasan, cosas que pienso, cosas que digo y cosas que callo

11 mayo 2006

Cuadros puntillistas

Ayer fue un día agridulce pero hoy de nuevo me despertó el canto del pájaro. Creo que me he acostumbrado a sonreírle y no podría ir a vivir al centro de la gran ciudad sin derrumbarme con ella.
Había decidido no fumar y no aguanté más de quince horas. Al menos fumé menos de la mitad de lo habitual.
Luego fui al médico para repetir los análisis de VIH, hepatitis y todos esos análisis que se hacen después de una violación. También me lo completó con otros para buscar el origen de mi palidez, cansancio y bajo peso. La doctora hizo una mueca de disgusto al saber que había decidido no denunciar. Si yo fuera ella haría la misma mueca, así que no se lo reprocho. En mi trabajo sigo animando a las víctimas a denunciar cualquier tipo de maltrato.
Me crucé con Josías y aceleré el paso esperando que no me hubiera visto. No sé si me vio, si recordaba la fecha de mi cumpleaños o fue casualidad, que me hizo una llamada perdida y luego dejó un mensaje algo ofensivo en el contestador. Pero sigo en mi linea de ignorarle por completo y así será hasta que desaparezca definitivamente de mi vida, pues he decidido alejarme de todo lo que puede hacerme daño.
Un amigo me dio un consejo puntillista muy curioso que hoy me ha servido para decírselo a otro amigo: me dijo algo así como que la vida es como un cuadro puntillista y cuando fijas tu vista tan sólo en un punto te pierdes el cuadro. Este amigo es Esteban. Confieso que me sorprendió su mensaje a primera hora de la mañana felicitándome el cumpleaños y diciéndome cosas muy bonitas. Por la noche estuvo cariñoso, cálido y feliz como no le veía hacía tiempo, descargado de un peso que él mismo (como hacemos casi todos casi siempre) había cargado sobre sus espaldas. Me vinieron bien sus cariñitos y al despedirnos en la esquina fue cuando la soledad me puso la mano sobre el hombro y me sentí como si hubiera bebido más de dos copas. Tardé más de dos horas en tomarlas y el pedo de anoche no estaba justificado. Finalmente la llamada de mi hermano pequeño cuando me iba a la cama le puso un broche feliz a la noche, me abracé a Balta (mi osito de peluche) y pensé "mira el cuadro; es bonito" y me dormí.

1 Comments:

  • At 12/27/2008 12:18:00 a. m., Anonymous Anónimo said…

    EL PUNTILLISMO EL UNA COSA MUY SERIA Y ME ALEGRO DE K PINTORES FAMOSOS ESTEN GALARDONADOS POR ACER SEMEJASTES CUADRO(TAN DIFICILES DE HACER)

    -YO NO PODRIA HACER LO K USTEDES HACEN

    -K OBRAS MAS ... MAGNIIFICAS

    UN SALUDO

     

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home